AYUDA Y CONSEJOS

¿Qué son las alarmas domiciliarias?

Instalación de alarmas domiciliarias

La instalación de alarmas domiciliarias es uno de los servicios más solicitados debido a la elevada tasa de inseguridad en los diferentes barrios.

Las alarmas domiciliarias son unas de las herramientas más empleadas a la hora de combatir la inseguridad. Existen una gran variedad de alarmas, las cuales pueden ser silenciosas o sonoras, y dependerá de la necesidad de cada cliente, la que finalmente decida instalar.

¿Qué son las alarmas domiciliarias?

Las alarmas domiciliarias son un dispositivo que se instala en el hogar o en un negocio para proteger de agresiones externas. Las alarmas emiten un alerta, que puede ser sonora o silenciosa, y se comunica instantáneamente con la central para que envíe a la fuerza policial, al personal médico e, incluso, se comunique con la familia. Ante cualquier clase de acontecimiento anómalo, por ejemplo, la alarma se activa y envía una señal a la central.

Las alarmas pueden instalarse en el exterior de la vivienda y, por lo general, se colocan en puntos estratégicos, como son las entradas y salidas. Las aberturas, como ventanas y puertas, son constantemente vigiladas por las alarmas, porque suelen ser una de las áreas más vulnerables por donde los delincuentes intentan ingresar a la propiedad.

¿Cómo es el proceso de instalación?

El proceso de instalación de las alarmas domiciliarias es llevado a cabo por la empresa prestadora del servicio. Un grupo de expertos en el sector se encarga de efectuar la instalación en el hogar o el negocio del cliente, teniendo en cuenta los puntos de acceso.

Debido a que las puertas y las ventanas son un sector de vulnerabilidad frente a la presencia de intrusos, se refuerzan con sensores de movimiento. Ante cualquier tipo de movimiento inesperado, la alarma se activa y envía las señales de alerta a la central.

¿Qué tipo de sensores hay?

Las alarmas disponen de diferentes tipos de sensores, entre los que se destacan los siguientes:

  1. Panel: Por medio de un panel de control el usuario dispondrá de todas las funcionalidades desde un solo lugar. Es más fácil de acceder y programar cada vez que ingresa o egresa del hogar.
  2. Sensores: a través de sensores de movimiento, es posible controlar las aperturas del inmueble, como las puertas y ventanas. Es seguro, incluso para evitar que plagas ingresen a tu casa.
  3. Sensores magnéticos: También se suelen colocar en puertas y ventanas. Se activan cuando detectan una anomalía en el sector y otorgan mayor seguridad.
  4. Sensores de cristales: Se colocan en todos los vidrios de la casa y se activan cuando ocurre un incidente. Los cristales se vuelven más seguros, porque aún sin rejas, es posible mantener a los ladrones alejados.
  5. Detectores de humo: Se colocan detectores de humo y se activan al rastrear humareda en la habitación, avisando a la central al instante.

 

Cada uno de los sensores es instalado por el equipo de profesionales, quien se encargará de elegir los lugares adecuados además de activar los dispositivos correctamente. La instalación es llevada a cabo de manera rápida y segura, pues solamente tomará algunos minutos, para que la propiedad esté totalmente protegida.