AYUDA Y CONSEJOS

¿Qué son las alarmas inalámbricas?

¿Qué son las alarmas inalámbricas?

Las alarmas inalámbricas son un sistema de protección frente a ataques externos, internos e incluso durante una salida.

Un sistema de seguridad protege ante cualquier clase de intrusión por parte de terceros, pero también puede ser una herramienta de ayuda ante una emergencia médica. Actualmente, los sistemas de alarmas inalámbricas son los más solicitados porque otorgan varias ventajas y no requieren de personal especializado para su instalación.

Verisure

Las alarmas inalámbricas tienen la característica de recibir y enviar señales sin que requiera una conexión a través de un cable fijo. Estos sistemas de alarma inalámbrica son aptos para viviendas pequeñas y grandes como para inmuebles comerciales.


Los sistemas inalámbricos actualmente suelen ser tan eficaces como los antiguos sistemas de seguridad que requieren de cableado. Esta particularidad permite tener coberturas en zonas que antes podrían ser impensadas y durante las 24 horas del día.


¿Para qué sirve una alarma inalámbrica?


Una alarma inalámbrica tiene diferentes tipos de utilidades, como por ejemplo, las siguientes:

  •      - Estar seguro en tu hogar o comercio las 24 horas del día, todo el año.
  •      - El sistema incluye alarma móvil para acompañar a tus seres queridos a todas partes.
  •      - Con solamente presionar un botón se puede solicitar ayuda inmediata: policial, de salud, bomberos.


Es fundamental destacar que por medio de una alarma inalámbrica no necesitarás contratar personal especializado para su instalación. Es fácil, rápida y segura, por lo que no demora la obtención del servicio dentro del negocio o el hogar.


¿Cómo funcionan las alarmas inalámbricas?

Las alarmas inalámbricas suelen tener detectores con software de avanzada que se instalan en los puntos estratégicos del hogar. Gracias a su triple sistema de detección sensible a vibraciones, golpes o apertura, la alarma se activa de inmediato si percibe, por ejemplo la rotura de cristales, activando el protocolo de seguridad.


Cuando detecta peligro inminente, la alarma da aviso a la central de operaciones de la empresa quién se encarga de brindar ayuda de inmediato, ya sea a través de la fuerza policial o por medio de personal de salud.


El funcionamiento de cualquier instalación de sistema de seguridad contempla la disuasión de los ladrones. El primer elemento de disuasión por excelencia son las placas de seguridad que están instaladas, por lo general, fuera del local comercial o del hogar. Quienes tienen intenciones de invadir la propiedad privada con fines ilícitos, se verán disuadidos por dicha información. Las empresas de seguridad contemplan que los carteles sean lo más explícitos posibles y siempre tengan la mayor visibilidad desde el exterior para que sean efectivos. No obstante, es válido aclarar que si los ladrones deciden ingresar de todos modos a una propiedad privada, ya sea una casa o un negocio, el sistema de seguridad lo protege.


Las alarmas inalámbricas de Verisure, por ejemplo, están adaptadas a cada inmueble, delimitando el perímetro exterior de la vivienda y ante cualquier intrusión avisan inmediatamente a la central de monitoreo para que se verifique la alerta y se ponga en marcha el protocolo de seguridad.


Siempre protegido en cualquier momento y lugar

Las alarmas inalámbricas que incluyen botón antipánico garantizan una actuación veloz en cualquier situación de emergencia. Al presionar el botón se envía un aviso silencioso a la central de monitoreo con una respuesta media de 60 segundos. Las víctimas están protegidas debido a que nadie percibe el alerta, pero es recibida simultáneamente por la empresa que otorga una respuesta rápida a través del envío de las fuerza policiales o el personal de salud, según lo requiera la situación.


En definitiva, contar con alarmas inalámbricas en el hogar, la oficina, el negocio o incluso cuando se está en la calle permite una protección extra ante situaciones inesperadas. Contratar un sistema de seguridad integral es una inversión a largo plazo que permite estar siempre acompañado.