AYUDA Y CONSEJOS

¿Cómo funcionan las cámaras de seguridad en tu casa?

Las cámaras de seguridad para la casa son un instrumento de protección y vigilancia por excelencia que puede simplificar la vida, sobre todo cuando no se está en la propiedad.

¿Para qué sirve una cámara de seguridad para el hogar?

Instalar una cámara de seguridad en el hogar es sumamente importante debido a que otorga una gran variedad de beneficios. Las ventajas más destacadas que obtendrá el cliente al instalar una cámara de seguridad en su hogar son las siguientes:

  1. Vigilancia: La vigilancia por cámara de seguridad está disponible las 24 horas, los 365 días del año.
  2. Controlar entradas y salidas: Las cámaras de seguridad permiten controlar las entradas y salidas que se producen en el hogar cuando no se está presente.
  3. Cuidar mascotas: Otra de las aplicaciones que tiene una cámara de seguridad es el cuidado de las mascotas. A través de las imágenes se observa qué es lo que están haciendo mientras los dueños no están en la casa.
  4. Acceder a distancia: Desde cualquier clase de dispositivo móvil se puede acceder a las cámaras de seguridad instaladas en el hogar.

Una cámara de seguridad permite estar en el hogar a pesar de estar a kilómetros de distancia. Cuando se va de vacaciones, se accede al estado del hogar a través de las imágenes que otorga la cámara y también es posible escuchar qué es lo que acontece en cada uno de los ambientes donde están instaladas las cámaras.

 

Tipos de cámara de seguridad doméstica

En el mercado existen diferentes tipos de cámaras de seguridad, las cuales presentan características específicas. Es importante instalar el tipo de cámara de seguridad que mejor se adapte a las necesidades de cada cliente. Entre las más destacadas se encuentran las siguientes:

  1. Cámara de interior: Son las clásicas cámaras disponibles en el mercado y la de menor costo debido a que no necesitaban diversos mecanismos y protecciones como si lo requieren las de exterior.
  2. Cámaras con zoom y movimiento: Suelen emplearse en ambientes amplios conectadas a una central de seguridad específica, donde una persona se encarga de autorizar y vigilar cada una de las imágenes. Las cámaras poseen tecnología de avanzada y son consideradas robóticas porque tienen la capacidad de movimiento de giro, inclinación y también para efectuar todo tipo de zoom.
  3. Cámara con visión nocturna: Son cámaras que se utilizan en espacios con poca o nula iluminación debido a que posee visión nocturna a través de sus rayos infrarrojos. Además, es válido destacar que son las más costosas del mercado debido a su visión nocturna por LED, la cual permite supervisar las actividades que se desarrollan en los diferentes tipos de ambientes que se vigilan.
  4. Cámaras ocultas: Es un dispositivo denominado cámara espía que se emplea para vigilar una casa, la piscina o el negocio, sin que nadie lo perciba. Para pasar desapercibido se incluyen en diferentes objetos, como pueden ser sensores de movimiento, detectores de humo, enchufes o sensores de movimiento.
  5. Cámara IP: Se caracterizan por estar directamente conectadas a Internet y una de las principales ventajas que otorgan es que es un instrumento de vigilancia por excelencia y permite acceder a los planos tomados de manera instantánea sin importar la distancia.

En definitiva, se puede encontrar en el mercado una gran variedad de cámaras de seguridad, pero las mismas se deben elegir en función de las necesidades específicas que tenga cada cliente.